Blog

San Valentín, Afrodita y el Regalo Original

Dentro de unos días muchas afortunadas parejas celebrarán otro día de San Valentín, patrón de los enamorados, una conmemoración cuya historia se remonta a Roma, a la época del reinado de Claudio II. Cuenta la historia que allí servía un sacerdote de nombre Valentín, quien desafió al emperador uniendo en matrimonio a los jóvenes enamorados que, por decreto, lo tenían prohibido en pro de la vida cuartelera de soldado que todo mozalbete romano debía emprender -se tenía la convicción de que los solteros sin familia, al no tener eso que perder, eran mejores soldados en batalla-.

Gracias a él fueron muchos los que pudieron cumplir su deseo de casarse, aunque aquello acabó por acarrearle un trágico destino a nuestro santo, a quien Claudio II ordenó martirizar y finalmente ejecutar un 14 de febrero del año 270. En su honor este día se institucionalizaría como el de los enamorados, una fecha para festejar el amor y demostrar nuestro afecto a la persona amada. Pero ¿de dónde viene la tradición que manda hacer un regalo este día a nuestra pareja?

Hay quienes piensan -y no les falta razón- que el hecho de hacer regalos en fechas señaladas como esta es una muestra más de la campaña de gregarismo que suponen los "Días de" y de la que se nutren con gran boato las grandes superficies comerciales. Si bien esto no deja de tener su parte de verdad, en realidad no siempre fue así. De hecho, la tradición de ofrecer un presente a la persona amada tuvo su origen mucho antes de que las campañas de marketing de efemérides atiborrasen los espacios publicitarios. Para conocerlo, retrotraigámonos de nuevo un momento al año 270. Antes de ser ejecutado, reza la leyenda que San Valentín desde la cárcel hizo un último milagro a petición de uno de los guardas de prisión: curar la ceguera de la hija de este. Cuando el santo murió, ella quiso homenajearle plantando un almendro en el lugar de su sepultura. La delicada flor de este árbol se convertiría después en el símbolo del amor y, por metonimia, regalar flores se tornaría en una señal inequívoca para expresar ese sentimiento por la persona amada.

El origen de regalar a los enamorados también estaba bien arraigado tanto en Grecia -de Afrodita, diosa del amor, era conocida, por ejemplo, su pasión por las rosas y todo aquel que quisiera conquistarla debía regalarle un ramo de la exquisita flor-, como en la antigua Roma, cuya adoración a Juno, diosa de las mujeres y del matrimonio, se realizaba -curiosamente- también durante el mes de febrero.

           

Afrodita                                                                     Juno

Esta práctica fue extendiéndose durante siglos a diferentes lugares ya no sólo de Europa sino de otros países de América, y de este modo ha llegado a nuestros días no sin algún que otro quebradero de cabeza para aquellos que pretenden, cada año, encontrar ese regalo tan especial que nuestra pareja merece. Para algunos incluso puede llegar a convertirse, si no en un martirio (¡pobre San Valentín!) sí en una tarea harto difícil cuando además se pretende ser original mientras el amor, lejos de decaer, sigue en aumento año tras año.

Desde Memoralia somos muy conscientes de la importancia de la vida en pareja y por ello, como comentamos en su día en nuestro artículo “Bodas de Oro o el maratón del amor”, consideramos que un homenaje a ese afecto mutuo puede convertirse en el presente perfecto. Si hace tiempo que Cupido te alcanzó con su flecha, y este año quieres sorprender más que nunca a tu media naranja, te proponemos una biografía de pareja, un libro donde plasmar todos los detalles de vuestra historia de amor desde que os conocisteis hasta el día de hoy, contado por vosotros como protagonistas y con la información proporcionada por otros allegados que hayan conocido de cerca vuestra historia. Las imágenes, cartas o poemas que acompañen al texto serán fieles testigos de los momentos vividos juntos, y que a partir de ahora conformará un libro único y artesanal que perdure en el tiempo y del que, además, podrán disfrutar las futuras generaciones que lleguen como fruto de ese amor.

De Interés

Entérate de todo

Suscríbete a nuestro boletín para recibir todas las novedades.