Blog

El adiós a un héroe

En Memoralia nos encanta escribir historias de vidas excepcionales y, como hemos hecho en otras ocasiones hoy hemos querido traer a la palestra de este blog una biografía que durante los últimos días ha cubierto páginas de prensa nacional como homenaje a la asombrosa vida de este héroe, anónimo hasta hace pocos años.

Juan Romero fue el último superviviente español del campo de concentración de Mauthausen, y falleció el pasado 3 de octubre a sus 101 años en Francia, donde se instaló tras su liberación al término de la II Guerra Mundial. La crónica de su vida -que se recoge en la página web de Deportados.es- cuenta la historia de un luchador que no cejó en su empeño por combatir los totalitarismos, primero durante la Guerra Civil en España, alineándose en el bando republicano, y después en Francia alistándose en la Legión Extranjera para proseguir su lucha contra el fascismo ante la guerra que se avecinaba. Cuando Alemania invadió Francia un año después, Juan fue hecho prisionero cerca de la ciudad de Épinal, junto a un importante número de republicanos españoles. Le trasladaron al stalag III-A y allí permaneció un año hasta que le deportaron a Mauthausen (Austria).    

El campo de concentración de Mauthausen (Austria).

Precisamente el pasado 6 de agosto de 2020 se cumplieron 80 años de la llegada de los primeros 398 prisioneros españoles al recinto alambrado donde fallecieron dos de cada tres presos que tuvieron el infortunio de acabar allí. El protagonista de estas líneas fue uno de los que consiguió salir con vida de aquel infierno terrenal.

De todos los recuerdos de aquellos fatídicos días hubo uno que quedaría grabado a fuego en su memoria, y que aun cumplidos los 100 años a Juan le seguía atormentando: “Llegó al campo un grupo de hombres, mujeres y niños. Eran 30 o 40 (…) Pasaron delante de nosotros y una niña pequeña me sonrió… la pequeñita, la pobre, ignorante, no sabía que iba directa a la cámara de gas. Y eso me hizo mucho daño. Yo he visto muchos grupos, pero aquella pequeñita, la niña que me echó una sonrisa… Aún ahora por las noches me acuerdo mucho de ella", reconocía nuestro protagonista.

Juan fue repatriado a Francia terminada la guerra y se instaló en la localidad de Ay junto a una veintena de deportados. Allí conocería a la que sería después su mujer y con la que pudo rehacer su vida. Se casaron en 1947, tuvieron cuatro hijos, y durante tres décadas trabajó en un viñedo y una bodega donde se fabricaba champagne de gran calidad.

Juan Romero con su mujer en los viñedos de Ay-Champagne.

En 2016 fue condecorado con la Legión de Honor francesa, y el 22 de agosto de este mismo ño, siendo el último superviviente del campo de concentración de Mauthausen, se hizo un homenaje a su persona en reconocimiento por su lucha contra el fascismo en Europa.

Gracias a un extenso legado recopilado por un grupo de personas que decidieron que Juan Romero y otros combatientes no fuesen otros héroes perdidos en las hieles del anonimato a día podemos conocer la memorable historia de su vida.

 

De Interés

Entérate de todo

Suscríbete a nuestro boletín para recibir todas las novedades.