Si, como César Vidal, te propones publicar cinco libros de seiscientas páginas con las más variadas temáticas en un año, caben dos posibilidades: que seas un portento de la naturaleza o bien que cuentes con la inestimable ayuda de un séquito de escritores por encargo. También llamados ghost writers (escritores fantasma) en inglés, los escritores por encargo vienen a ser los artesanos del oficio, los albañiles de la palabra. Siempre están a merced de las indicaciones de sus clientes, y su gran misión consiste simplemente en llevar a cabo su trabajo de forma eficiente, sin pretensiones artísticas ni personales: el acento debe ponerse en la historia, no en su autor.

Cuando un escritor por encargo no figura como autor de la obra, recibe el apelativo de “negro”. Dicen las malas lenguas que Alejandro Dumas lloró amargamente la muerte de uno de los suyos. Y no es porque le unieran tremendos lazos afectivos, sino debido a los numerosos trabajos que tenía pendientes de entrega. Por suerte, tras el funeral se le presentó un curioso personaje: era el negro de su negro, que gustosamente aceptó proseguir con los encargos del finado. El escritor francés firmó más de mil obras a lo largo de su vida; lo que no está muy claro es cuántas de ellas escribió. Existen numerosos ejemplos más de “negritud literaria”, como el de Ian Fleming, el prolífico autor de la saga de James Bond, que también optó por “externalizar” varias de las aventuras del espía británico.

Pero todo el asunto se complica más aún si tenemos en cuenta los numerosos escritores famosos que, a su vez, fueron negros literarios.
regalos-originales-biografias-por-encargo
Algunos ejemplos de ello son autores de la talla de H.P. Lovecraft, que escribió Imprisoned with the Pharaohs (Atrapado con los faraones) para el reputado escapista Harry Houdini. Paul Auster también dio sus primeros pasos en la literatura como negro.

Uno de los géneros en los que se prodigan más los negros es el de las autobiografías. Y no solo en el mundo editorial de las grandes tiradas, sino también en nuestra propia experiencia en biografías por encargo. Sentimos decepcionar al lector, pero a Belén Esteban no le visitaron las musas cuando escribió su polémica (y exitosa) autobiografía “Ambiciones y reflexiones”. En el mundo anglosajón, donde las biografías son un género de mayor predicamento, son muchas las figuras mediáticas -ya sea futbolistas, actores o participantes en Gran Hermano- que recurren a los servicios de un escritor por encargo. Especialmente exitosas son las biografías que narran dramas personales (alcoholismo, maltrato familiar, cáncer y otros percances). Todo un subgénero que responde al nombre de misery memoir.

Y aquí va un poco de autopromoción: ponemos a nuestro equipo de escritores por encargo a tu disposición, ya sea para escribir tu propia biografía o la de un ser querido si deseas hacer un regalo original y, literalmente, único.

David C. Williams

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn8Share on Facebook0