JULIÁN GUTIÉRREZ MARTIN tiene 85 años y es mi abuelo y en la actualidad, “lleva como puede” el fin de sus dias; sino escribimos una biografía, tarde o temprano, pasará al olvido.
Su vida laboral quizás sea lo más interesante de contar. A los 8 años, sin leer ni escribir, pues nunca fue a la escuela, comenzó a trabajar y poco a poco fue construyendo su propio imperio. Su ganadería es un de las más importantes de la provincia y nunca le hizo falta tener un despacho.
Aún hoy, a su edad de 85 años, gestiona una vaquería en Extremadura.
Su vida no solo fue trabajar, aunque apenas disfruta de lujos y nunca fue de vacaciones. Se casó joven y tuvo 6 hijos. Dos de ellos, gemelos, murieron en el parto. A los 4 restantes les dio la educación que él no había tenido. Mi abuela, mujer de enorme carácter, fue su mejor compañera.
Después de la muerte de ella, su vida ha dado un giro de 180 grados y aunque se sigue ocupando de sus negocios, piensa que su vida ya no tiene ningún sentido.
Julián vive en Menasalbas (Toledo), en una casa humilde que construyó el mismo con la ayuda de un albañil y de mi abuela.

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Share on Facebook6